Al día con GetUpandGoals!

Nueva selección semanal de artículos y noticias. Como ya sabeís, esta sección de «Al día con GetUpandGoals» aborda los temas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), nuestras unidades didácticas (cambio climático, desigualdades internacionales, desigualdad de género, y migración) y la Agenda 2030.

Leemos en prensa un texto sobre cómo pueden los países en desarrollo financiar los ODS. El artículo es original de Tania Masi (investigadora de la Universidad de Milano-Bicocca), Roberto Ricciuti, (profesor asociado de la Universidad de Verona), Antonio Savoia (académico en la Universidad de Manchester) y Kunal Sen (profesor de la Universidad de Manchester y director de UNU-WIDER).

Greta Thunberg ha llegado a Nueva York tras cruzar el Atlántico. La joven activista sueca ha estado 15 días navegando en el Atlántico escoltada por una flotilla de diecisiete barcos de Naciones Unidas. Estas embarcaciones representaban los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU quiere ver cumplidos para la Agenda 2030.

¿Sabes cuántas toneladas de alimentos se desperdician al año? 1.300 millones. El dato nos debería de dar pavor. Un nuevo informe del Word Resource Institute analiza cómo se puede lograr la mitad del desperdicio actual de cara a 2030. Algo que reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero 1.5 gigatones por año para el 2050.

Leemos en el blog de Vitonica un artículo relacionado con la noticia anterior sobre alimentación sostenible y saludable. En el artículo se exponen diferentes maneras de hacer frente al cambio climático desde el supermercado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  advierte de las «carencias» en suministros de agua y saneamientos en los países más pobres en la «Semana Mundial del Agua» celebrada en Stockholm City Conference Centre (Escolmo). Esta llamada de atención se fundamenta en un nuevo informe publicado por la OMS, en el que se informa de que la debilidad de los sistemas de Gobierno y la falta de recursos humanos y económicos «están comprometiendo» el saneamiento y el suministro de agua potable en los estados menos ricos.

Más de 30 grupos firman el «Fashion Pact» por una moda sostenible

En la actualidad, los sectores de la economía y ámbitos generales son conscientes del cambio. Vemos ejemplos en la alimentación – la ONU advirtió recientemente que hay que reducir el consumo de carne- ; el transporte aéreo, que empiezan a cuestionar movimientos como el nórdico Flygskam; o las ciudades, con Barcelona y Madrid sancionadas por la UE por el exceso de emisiones de C02. Son solo algunas muestras de que los sectores se están adaptando para frenar el deterioro del planeta. La industria de la moda sabe que no puede mantenerse al margen.

Recientemente, las 32 compañías textiles más importantes del mundo han firmado en París la iniciativa “Fashion Pact”. Un pacto impulsado destinado a defender y potenciar una moda sostenible dentro de la industria del textil.

«Fashion Pact» está respaldado por los diferentes grupos de la industria, desde el lujo a la gran distribución, el deporte y el fast fashion. Entre las empresas firmantes están Inditex, Adidas, Bestseller, Burberry, Capri, Carrefour, Chanel, Fung Group, Gap, Giorgio Armani, H&M, Hermès, Kering, Nike, Nordstrom, Prada, PVH, Ruyi, Stella McCartney o Tapestry, entre otros.

Objetivos medibles científicamente

Los firmantes se comprometen a trabajar en el marco de la iniciativa Science Based Targets (SBT), de objetivos medibles científicamente. Este programa se basa en tres puntos: detener el cambio climático, restaurar la biodiversidad y proteger los océanos.

Para lograr el objetivo de evitar agudizar el cambio climático, las compañías se centrarán en lograr reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Para lo que destinarán sus recursos a obtener materias primas de una manera sostenible, y a emplear fuentes de energía renovables en todos sus procesos de producción de alto impacto en la cadena de suministros para 2030.

En el campo de la biodiversidad, los firmantes se han comprometido a dar prioridad a las iniciativas destinadas a proteger y restaurar los ecosistemas. Tomando para ello medidas concretas dentro de sus propias cadenas de suministro, como por ejemplo: la eliminación de aquellas materias primas cuyo origen se ha fruto de un consumo intensivo de alto impacto.

Para la preservación de los océanos, algunas de las medidas que los diferentes grupos textiles llevarán a cabo será la eliminación de los plásticos de un solo uso para el año 2030. Así como desarrollar la investigación en el área de los microplásticos.

Al día con GetUpandGoals!

Esta semana han aparecido numerosas noticias y artículos sobre los incendios producidos en la Amazonia brasileña. Numerosos medios de comunicación, redes sociales, empresas y organismos, y perfiles particulares están difundiendo los hechos.

Además de este triste acontecimiento, hemos querido recoger otras noticias y artículos interesantes.

Empezamos con una buena noticia. Se trata de un programa pionero para fomentar la seguridad de las mujeres en Internet. Se llevará a cabo en Aragón (en 25 comarcas aragonesas). La finalidad de este nuevo proyecto formativo es promover la participación de las mujeres en la Sociedad de la Información, aumentando su confianza y seguridad en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. En resumen, dotarlas de las herramientas principales para prevenir la violencia machista y la desigualdad de género de todas sus vertientes.

Destacamos la iniciativa de una entidad bancaria que lanzará sus primeras tarjetas biodegradables para favorecer la lucha contra el cambio climático.

Recientemente se ha publicado un informe elaborado por una consultora de comunicación sobre las emisiones en televisión del deporte femenino. De este informe se extrae que las emisiones femeninas no llegan al 2% del total de emisiones deportivas (606.499 emisiones deportivas desde 1992). Entristece ver como ésto es un ejemplo más de desigualdad de género.

 

Amazonia, el pulmón del planeta

La Amazonia es considerada el pulmón del mundo porque absorbe millones de toneladas del dióxido de carbono presente en la atmósfera. Al reducir la cantidad mundial de este gas de efecto invernadero que calienta el planeta, contribuye a frenar el cambio climático.

Este pulmón lleva más de 15 días seguidos ardiendo. A medida que miles de incendios arrasan la selva amazónica, la vegetación tropical, los árboles y la fauna que albergan están siendo completamente arrasados.

¿Por qué necesitamos la Amazonia?

Como la selva tropical más grande del mundo, el Amazonas desempeña un papel crucial para mantener controlados los niveles de dióxido de carbono de nuestro planeta. Las plantas y los árboles absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno al aire en su proceso de fotosíntesis.

Esta es la principal razón por la que el Amazonas, que cubre 5,5 millones de kilómetros, se le suele denominar como el «pulmón del planeta«. Su bosque genera el 20% del oxígeno en la atmósfera de la Tierra.

No solo esto. Otra razón destacada de la selva amazónica también radica en garantizar la estabilidad del clima mundial. Sus bosques tropicales y regiones boscosas (por ejemplo, las sabanas) regulan las lluvias y mantienen el ciclo del agua. Los árboles de la Amazonia intercambian grandes cantidades de agua y energía con la atmósfera. El agua liberada por las plantas asciende hacia la atmósfera mediante la evaporación y transpiración de las plantas y, posteriormente, fluye por el aire a diversas partes de América.

En el informe “Amazonia viva” –publicado en 2016–, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) revela que desde el 2000 las precipitaciones en la selva amazónica han disminuido un 69%. Esto se debe principalmente a la pérdida de árboles producto de la deforestación y los cambios en los patrones de lluvia asociados con el cambio climático.

Siguiendo ese panorama, un grupo de más de 100 especialistas evaluó el impacto del calentamiento global en miles de especies arbóreas en la Amazonia. La conclusión a la que se llegó es que, este fenómeno climático está alterando la composición de los árboles, los cuales no se pueden adaptar lo suficientemente rápido a dichos cambios. Por ejemplo, las especies de arbóreas con predilección a los ambientes húmedos mueren con mayor frecuencia debido a las sequías, y las especies más resistentes no pueden compensar dicha pérdida.

 

Picture by pontodeak on Flickr.
La NASA muestra como arde la Amazonia

En lo que va de este año se ha registrado un aumento del 83% de los incendios en la selva del Amazonas en Brasil, en comparación con 2018.

En un reporte presentado por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), entre el 1 de enero y el 18 de agosto de 2019 ha habido 71, 497 focos de fuego en el país, y el 52.5% de estos se ubican en la región amazónica.

Las imágenes detectaron casi 10,000 incendios forestales nuevos en el país, principalmente en la cuenca del Amazonas donde se han visto afectadas 68 reservas protegidas. Según los satélites de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), el 50.5% de los puntos calientes que muestra su mapa se ubican en esta selva.

 

 

Al día con GetUpandGoals!

Volvemos del parón estival con nuestra recopilación semanal de artículos y noticias «Al día con Get Up and Goals!» relacionada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cambio climático, desigualdades, migraciones y Agenda 2030.

El periódico Cinco Días recoge una breve reflexión sobre las desiguladades. El titular reza «¿Nos hemos acostumbrado a convivir con la desigualdad?»

Si estas vacaciones estás por Cataluña, te recomendamos visitar Cambrils y su laberinto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Desde su inauguración el día 1 de junio en el marco de la II Fiesta del Modernismo, se ha convertido una de las atracciones estrella del Parc Samà. Además es una actividad y visita educativa para toda la familia.

Cada vez es más común que las empresas den un paso adelante con acciones que apoyen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) . Por ejemplo esta noticia, en la que se anuncia que los envases de productos sostenibles proporcionarán información a los consumidores sobre la huella ecológica y social de los fabricantes, y podrán comprobar si sus actividades están alineadas con los ODS recogidos en la Agenda 2030.

La ONU ha advertido de que el cambio climático ocasionará más migraciones. Uno de los datos de la noticia expone que:  «la crisis climática ya está teniendo un efecto: según el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno, 17,2 millones de personas tuvieron que abandonar sus casas el año pasado, debido a desastres naturales que les impidieron ejercer sus vidas con normalidad.»

La página The Conservation recuerda en el aniversario del Informe Charney,  la primera evaluación exhaustiva sobre el cambio climático mundial debido al dióxido de carbono. Hace cuarenta años, un grupo de científicos se reunió en la Institución Oceanográfica de Woods Hole, en Massachussetts, para la primera sesión del “Grupo Ad Hoc sobre Dióxido de Carbono y Clima”

 

Ciudades esponja como medida para frenar al cambio climático

El concepto de “Ciudad Esponja” representa un buen ejemplo de la mejora de los suministros de agua urbanos de soluciones basadas en la naturaleza (SbN) a gran escala, basado en gran medida en la aplicación de enfoques de infraestructura verde en paisajes urbanos, principalmente para mejorar la disponibilidad de agua.

En China, cada año, más de tres millones de personas son víctimas de las inundaciones. Este problema ha hecho que investigadores chinos planteen una solución cuanto menos curiosa: convertir sus ciudades en «Ciudades Esponja» para hacer frente al cambio climático.

La principal característica de las «Ciudades Esponja» es que el suelo se está cambiando por un tipo de superficie cuya tecnología permite absorber las lluvias y aprovecha el agua para usarla a favor de las ciudades y no en su contra.

Los suelos esponja son estructuras de pavimento permeables, ladrillos especiales o adoquines porosos que pueden absorver la lluvia desde la carretera, los tejados o incluso aparatos de aires acondicionados.

La aplicación de soluciones basadas en la naturaleza, como techos verdes, pavimentos permeables y biorremediación, junto con la restauración de humedales y ríos urbanos y periurbanos, buscan mitigar los impactos negativos de la urbanización sobre los ecosistemas naturales.

Los jardines pluviales y los sistemas de biorretención se utilizan para recolectar la escorrentía y eliminar ciertos contaminantes. Parte de esta agua se regresa al sistema natural y se almacena para garantizar la disponibilidad de agua para fines de riego y limpieza durante los períodos de sequía.

La iniciativa de ciudades esponja surgió en China, país que tiene actualmente el ambicioso objetivo de lograr que en el año 2030, el 80% de sus áreas urbanas absorba y reutilice al menos el 70% del agua de lluvia. Y no es la única ciudad que se prepara para el cambio climático.