Cómo contribuye la migración al desarrollo

Desde la antigüedad, los seres humanos hemos estado en continuo movimiento. Ya sea por motivos económicos, oportunidades laborales, relaciones familiares o humanas, tanto por conflictos, persecuciones o guerras, la migración ha sido una constante desde un inicio. Tan amplios y variados son los motivos que pueden llegar a provocar una migración que este fenómeno afecta a la vida de aproximadamente un 3 por ciento de la población mundial.

A pesar de lo que se pueda llegar a pensar habitualmente, los migrantes a menudo aportan beneficios significativos a sus nuevas comunidades en forma de capacidades, aumento de la fuerza de trabajo, inversiones y diversidad cultural. Los migrantes producen más del 9 por ciento del PIB mundial, es decir unos 3 billones de dólares más que si se hubieran quedado en su lugar de origen (OIM y McKinsey & Company, 2018).

Estos también desempeñan un papel fundamental en la mejora de las vidas de las comunidades en sus países de origen mediante la transferencia de capacidades y recursos financieros, lo que contribuye al desarrollo y crecimiento colectivo.

Los migrantes colman las lagunas existentes en el mercado laboral y en la disponibilidad de conocimientos, de forma que refuerzan la competitividad y el crecimiento. La migración es beneficiosa para los países que se enfrentan a una reducción de la población en edad de trabajar y también podría contribuir a solventar los problemas que plantea el aumento de la población joven en algunos países de la región. El primer grupo de países son generadores de demanda, mientras que los segundos podrían constituir centros dinámicos que ofrecen mano de obra, siempre que se promuevan adecuadamente sus aptitudes.

En resumen, la migración es beneficiosa para todos si se gestiona correctamente. Sin embargo, si la migración está mal administrada puede tener un impacto negativo en el desarrollo, poner en peligro a los migrantes, someter a tensiones a las comunidades y minimizar los beneficios en materia de desarrollo.

El cambio climático y el hambre, ¿están relacionados?

El cambio climático es uno de los temas más debatidos de los últimos años, especialmente porque se ha asimilado y aceptado socialmente como un “problema real”. Las consecuencias del cambio climático quedan puestas en evidencia por datos como el aumento de la temperatura global en 2016 de 1,1 grados, la subida del nivel del mar o el progresivo deshielo de las masas glaciares como el Ártico.  

A menudo se tiende a pensar que el cambio climático tiene un efecto únicamente medioambiental. Sin embargo, hoy en día podemos observar cómo este problema ha generado claros impactos sociales y económicos. Según datos del Programa Mundial de Alimentos, ya son más de 1.000 millones las personas aquejadas por el hambre en el mundo, y el cambio climático amenaza con disparar el número de personas en riesgo de padecer hambre y desnutrición. Según las previsiones, los fenómenos meteorológicos extremos y las sequías serán cada vez más frecuentes y de mayor magnitud. El destrozó de tierras aptas para la agricultura por la elevación del nivel del mar, cambios en los regímenes de las precipitaciones que menguará las cosechas o la escasez cada vez mayor de recursos son solo algunas de las consecuencias del cambio climático que afectarán directamente a la nutrición y hambre mundial.

El cambio climático es un problema mundial que está directamente relacionado con el hambre. A vista de los efectos, millones de personas se enfrentarán al riesgo de padecer hambre y desnutrición. La mayoría de las personas afectadas serán habitantes de los países más pobres donde el hambre, la desnutrición y la inseguridad alimentaria ya constituyen un problema generalizado. Según datos del Programa Mundial de Alimentos, para el año 2020, el rendimiento de los cultivos de secano de algunos países podría descender hasta el 50%. A pesar de que los efectos afectarán a todo el mundo, las consecuencias en regiones como el África subsahariana tendrá un impacto especialmente fuerte, ya que no tienen los recursos y capacidades para adaptarse y resolver las dificultades.

El cambio climático es una realidad y sus efectos serán inevitables, sin embargo, aún podemos minimizar sus consecuencias. Son muchas las iniciativas que trabajan para impulsar soluciones que consigan frenar el cambio climático, apostando por un sistema energético y 100% renovable basado en el ahorro y la eficiencia, así como para tratar de reducir en la mayor medida las emisiones mundiales. Cada vez hay una mayor conciencia social sobre la importancia de alcanzar un modelo basado en energías limpias y que sea respetuoso con el medio ambiente.

7 claves para conocer qué es la Educación para la Ciudadanía Global

En este artículo hemos recogido siete claves para conocer un poco más qué es la Educación para la Ciudadanía Global.

La Educación para la Ciudadanía Global (ECG) es una forma de educación que se puede aplicar tanto al contexto escolar como a los contextos de educación no formal. Esta práctica aplica un enfoque multifacético, empleando conceptos, metodologías y teorías ya aplicados en distintos ámbitos y temas, que incluyen la educación en materia de derechos humanos, la educación para la paz, la educación para el desarrollo sostenible y la educación para la comprensión internacional.

En este artículo hemos recogido siete claves para conocer un poco más qué es la Educación para la Ciudadanía Global.

En este artículo hemos recogido siete claves para conocer un poco más qué es la Educación para la Ciudadanía Global:

  1. La ECG orienta los aprendizajes hacia unas finalidades que están presentes en el currículum.
  2. Supone tres dimensiones conceptuales básicas que comprenden aspectos de los tres ámbitos del aprendizaje en las que están basadas: cognitivo, socioemocional y conductual.
  3. Aspira a ser un factor de transformación, inculcando los conocimientos, las habilidades, los valores y las actitudes que los educandos necesitan para poder contribuir a un mundo más inclusivo, justo y pacífico.
  4. La Educación para la Ciudadanía Global aplica un enfoque de educación a lo largo de toda la vida, que comienza con la primera infancia y prosigue en todos los niveles de la educación y en la edad adulta.
  5. Promueve el sentimiento de pertenencia a una comunidad planetaria.
  6. Uno de los objetivos de la Educación para la Ciudadanía Global es descubrir la interdependencia de los derechos humanos en la globalización.
  7. La Educación para la Ciudadanía Global persigue generar una cultura de la solidaridad y capacitar para la acción por un desarrollo humano y sostenible.

Escuelas y educación para la ciudadanía global

Cuatro escuelas se unen a Get up and Goals España.

El proyecto “Get Up and Goals!” tiene como objetivo promover la adopción de la Educación para la Ciudadanía Global (ECG) dentro de las diferentes disciplinas como un enfoque global de la escuela. Poco a poco vamos sumando escuelas que se adhieren al proyecto. Las primeras en incorporarse han sido el Colegio Alcaste de Logroño, el Colegio Las Fuentes de Nalda, el Colegio Santa Teresa de Calahorra y el Colegio Inmaculada Corazón de María de Logroño.

Desde “Get up and Goals!” creemos que la ECG debe convertirse en un enfoque mediante el cual revisar los objetivos, contenidos, metodologías y métodos de evaluación de la enseñanza diaria de cada disciplina, orientándolos hacia la capacitación de la ciudadanía del mundo global, capaz de contribuir a los logros de la Agenda de la ONU 2030.

 

La asociación cultural Big Van Ciencia se une a COOPERA

Big Van Ciencia

Big Van Ciencia se une a COOPERA ONG

La asociación cultural Big Van Ciencia se une a COOPERA y los colegios involucrados en “Get up and Goals!” en España. Este grupo de científicos e investigadores tiene como objetivo transformar la comunicación científica como un producto atractivo para todo tipo de públicos y dinamizar actividades para centros y profesorado. Durante la ejecución de “Get up and Goals!”, el equipo de Big Van Ciencia asistirá a los centros actualmente vinculados al proyecto en la creación, desarrollo y ejecución de iniciativas de sensibilización para sus estudiantes y sus comunidades locales.

Gracias a talleres de formación ofrecidos por dicha entidad y un diseño conjunto entre el profesorado y el alumnado, cada centro educativo tendrá la posibilidad de llevar a cabo intervenciones artísticas y culturales con el objetivo de dar visibilidad a las temáticas del proyecto y educar sobre los principales temas que el mismo trabajará durante este curso escolar con su alumnado: la lucha contra el cambio climático y las desigualdades internacionales.

 

La mejor manera de garantizar una vida digna, a través de la Educación

garantizar una vida digna

La mejor manera de garantizar una vida digna, a través de la Educación

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), celebró por primera vez el pasado 24 de Enero el Día Internacional de la Educación, en celebración del papel que la educación desempeña en la paz y el desarrollo.

En la actualidad menos del 40% de las niñas de Africa Subsahariana completan los estudios de secundaria baja y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela. Una situación inaceptable, pues la educación es un derecho de las personas.

La UNESCO incita a los gobiernos a convertir la educación universal de calidad en una prioridad principal.

 

https://es.unesco.org/commemorations/educationday

 

El cambio climático y la degradación ambiental

cambio climático y degradación ambiental

El cambio climático y la degradación ambiental

Europa debe reaccionar, por el bien de las generaciones futuras a los grandes desafíos a los que se enfrentan los ciudadanos europeos,  la degradación ambiental y el cambio climático, la transición demográfica, la migración, la desigualdad y la presión sobre las finanzas públicas, crean una alerta en la Comisión Europea.

España y los objetivos de desarrollo sostenible

los objetivos de desarrollo sostenible

España y los objetivos de desarrollo sostenible

Según datos de la Red Española de Pacto Mundial de Naciones Unidas, los ODS en los que se hace mayor hincapié  desde el sector privado empresarial son la desigualdad de género, salud y bienestar y trabajo decente, siendo los de ciudades y comunidades sostenibles, hambre cero y vida marina, a los que menos atención se dedica.