EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA GLOBAL (EGC)

La Educación para la ciudadanía global (ECG) es una forma de educación que se puede aplicar tanto al contexto escolar como a los contextos de educación no formal (en algunos contextos se conoce con nombres parcialmente diferentes, como «educación para la ciudadanía mundial»). En general, pretende capacitar a la ciudadanía consciente de la dimensión global de los grandes problemas del presente y de las actitudes y comportamientos que contribuyen a su resolución.

La UNESCO₁ describe la educación para la ciudadanía global como una práctica que desarrolla un sentido de pertenencia a una comunidad más amplia y a la humanidad común, y que subraya las interdependencias políticas, económicas, sociales y culturales y la interconexión entre lo local y lo nacional y global.

La UNESCO₂ considera además que los objetivos generales del ECG se pueden dividir en objetivos específicos que pertenecen a tres dimensiones educativas distintas pero estrechamente interconectadas:

  • Objetivos cognitivos: adquirir conocimiento, comprensión y pensamiento crítico sobre temas globales, regionales, nacionales y locales y sobre la interconexión e interdependencia de diferentes países y poblaciones.
  • Objetivos socioemocionales: desarrollar un sentido de pertenencia a una humanidad común, compartir valores y responsabilidades, empatía, solidaridad y respeto por las diferencias y la diversidad.
  • Objetivos de comportamiento: aprender a actuar de manera efectiva y responsable a nivel local, nacional y global, para un mundo más pacífico y sostenible. Según la UNESCO₃, la ECG aspira a ser transformadora, construyendo el conocimiento, las habilidades, los valores y las actitudes que el alumnado necesita para contribuir a un mundo más inclusivo, justo y pacífico.

En diversos países europeos, muchas de las ONG más comprometidas en el campo de la educación han desarrollado prácticas y reflexiones dirigidas a incluir el ECG en las escuelas. En algunas situaciones, estos esfuerzos han llevado al reconocimiento de la parte de ECG de los ministerios de educación, mientras que en otras situaciones el desarrollo se ha centrado más en la calidad y la cantidad de experiencias realizadas directamente en las escuelas. En todos los casos, con el paso del tiempo y con la acumulación de reflexiones, ha habido un cambio. Si bien las experiencias iniciales de ECG se centraron principalmente en la historia de los grandes problemas globales confiados a los eventos con testigos directos o expertos del mundo de la cooperación internacional, el ECG tuvo como objetivo integrarse más estructuralmente en la escuela, identificando al profesorado como la figura clave a través dela cual superar un abordaje episódico y no estructural.

Hoy en día, la UNESCO₄ reconoce una pluralidad de posibilidades a través de las cuales incluir el ECG en las escuelas. Las tres principales son: la integración del ECG en las disciplinas, el enfoque transversal y el ECG como guía para la transformación de una amplia gama de dispositivos escolares («enfoque escolar global»).

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Con respecto a la integración del ECG en las disciplinas, la UNESCO enfatiza cómo esta puede integrarse en diferentes temas como educación cívica, estudios sociales, estudios ambientales, geografía, historia, educación religiosa o ciencia. Las artes visuales, la música y la literatura, pueden desarrollar la capacidad de expresar, desarrollar un sentido de pertenencia y facilitar la comprensión y el diálogo entre personas de diferentes culturas (también pueden desempeñar un papel fundamental en la resolución de conflictos y en el análisis crítico de temas sociales). El deporte puede ofrecer al alumnado por otro lado la oportunidad de desarrollar la comprensión de temas como el trabajo en equipo, la diversidad, la cohesión social y la equidad.

Con el enfoque transversal, el ECG puede fomentar la colaboración entre profesorado de diferentes disciplinas. En estos contextos, los temas relacionados con la ECG se pueden tratar en diferentes maneras a pesar de que los enfoques transversales pueden parecer problemáticos y pueden ser difíciles de poner en práctica en ausencia de voluntad o experiencia previa. Sin embargo, responden a las necesidades de aprendizaje más profundas del alumnado al fomentar la participación entre grupos de docentes, así como entre los grupos de estudiantes.

En el enfoque global de la escuela, los temas y problemas del ECG se expresan en las prioridades de la escuela y en la ética escolar. Con este enfoque, la ECG ofrece la oportunidad de transformar el contenido del currículo escolar, el entorno de aprendizaje y las prácticas de enseñanza y evaluación. Los ejemplos del enfoque integral de la escuela incluyen la integración de los resultados del aprendizaje de ECG en las asignaturas existentes en todos los niveles, el uso de métodos de aprendizaje participativo en diferentes asignaturas, las actividades de celebración de días internacionales, la sensibilización, clubes orientados a la acción, compromiso comunitario y establecimiento de vínculos entre escuelas y diferentes lugares.

Menos importante para las elecciones realizadas por el proyecto “Get up and goals!” es la implementación del ECG como un tema independiente en sí mismo, una opción que está parcialmente presente en algunos países (por ejemplo, la República de Corea).

El proyecto “Get Up and Goals!” tiene como objetivo promover la adopción del ECG dentro de las diferentes disciplinas y como un enfoque global de la escuela. Las entidades promotoras del proyecto creen que la ECG debe convertirse en un enfoque mediante el cual revisar los objetivos, contenidos, metodologías y métodos de evaluación de la enseñanza diaria de cada disciplina, orientándolos hacia la capacitación de la ciudadanía del mundo global, capaz de contribuir a los logros de la Agenda de la ONU 2030. Al mismo tiempo, “Get Up and Goals!” considera que es esencial que todo el entorno escolar y todos los dispositivos de capacitación y organización presentes en los centros tomen en consideración los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de la ONU para repensar y mejorar sus prácticas.

El proyecto se dirige en particular a las escuelas secundarias y reúne a los ODS en torno a 4 de los problemas globales más candentes del presente: cambio climático, migración global, desigualdad de género, desigualdad internacional. Está dirigido principalmente a docentes, identificándolos como figuras clave tanto para la capacitación de las generaciones futuras a través del enfoque de ECG como para los objetivos de los ODS, tanto para su duración en el tiempo como para la multiplicación de los resultados de las acciones propuestas.

A partir de los resultados de experiencias y acciones europeas anteriores, el proyecto ofrece a todo el profesorado involucrado diferentes tipos de herramientas operativas a través de las cuales se puede llevarse la ECG y los ODS a la enseñanza diaria:

  • Cuatro unidades didácticas (UD) sobre cada uno de los temas ya mencionados que pueden incluirse dentro del diseño de enseñanza anual del profesorado de diversas disciplinas;
  • Un manual de geohistoria global realizado por profesorado europeo de historia global a partir de los 4 temas «candentes» del proyecto y con un enfoque que va más allá del nacionalismo y el eurocentrismo de los textos normalmente difundidos. El manual se puede utilizar como texto principal y como texto complementario para la enseñanza de la historia.
  • Un conjunto de herramientas de evaluación y autoevaluación inspiradas en los principios del ECG que ayudarán a los centros participantes y profesorado a documentar el progreso alcanzado por sus estudiantes desde un punto de vista cognitivo y las habilidades relacionadas con el ECG, permitiendo igualmente a las escuelas evaluar el propio grado de adhesión al enfoque de ECG y contribución al logro de los ODS.